lunes, 24 de abril de 2017

La historia del nunca acabar - de la taxonomía

A mucha gente le parece misterioso por qué es que los biólogos todavía no conocen a todas las especies que habitan este planeta. Al fin que son "solo" algunos millones, y en algunos grupos, como las plantas superiores, son "solo" algunos cientos de miles, cantidades menores comparados con otros campos de conocimiento o de acumulación de datos.

Me gustó mucho esta infográfica que resume los pasos del proceso de describir una nueva especie. El ejemplo es de insectos, pero es similar para plantas:


La historia del nunca acabar - de la taxonomía. Tomado de Figshare
Autores: Jason Dombroskie y Amanda Roe

El problema básico es encontrar no solo las diferencias entre grupos de bichos, sino las diferencias importantes, lo cual, hasta ahora, requiere el juicio de una persona altamente entrenada. Y hay pocos de ellos, los taxónomos. No se puede automatizar esta búsqueda.

Durante algún tiempo hubo mucho entusiasmo que los datos moleculares y genéticos nos iban a hacer más fácil la división de la diversidad de seres vivos en unidades o especies, incluso hacerla casi automático con la ayuda de algunos algoritmos. Es posible que todavía lleguemos a este nivel. Pero, hasta la fecha resulta que estos datos simplemente son otra herramienta más y que tienen que ser evaluados, ahora por una persona todavía más altamente entrenada (en métodos tanto morfológicos como moleculares).

Así que es una historia del nunca acabar - al menos que algún día tengamos suficientes taxónomos entrenados, lo cual no parece probable. ¿Curioso, no? Cómo los humanos dedicamos muchisimo esfuerzo a desarrollar iPads o tecnología destructiva, pero no queremos apartar para conocer y entender nuestros compañeros de vida, sin los cuales no estaríamos aquí.

1 comentario:

  1. Yuju, tendré chamba por el resto de mi carrera profesional.

    ResponderEliminar