lunes, 4 de septiembre de 2017

E. Mark Engleman, 1936-2017

Mark Engleman en 2005; foto cortesía de Araceli Zavaleta
Este año nos han dejado varios botánicos destacados. Hace poco, desafortunadamente, se fue otro: el Dr. Emil Mark Engleman, profesor-investigador del Colegio de Postgraduados. Creo que hoy, el Día de los Botánicos, es un buen día para recordarlo. Fue uno de los primeros anatomistas de plantas con semilla en México, y como tal dejó escuela, y no solo en México. Entre sus alumnas se encuentran, por ejemplo, Teresa Terrazas y Araceli Zavaleta, Ydelia Sánchez Tinoco, Judith Márquez Guzmán, Eugenia Flores Vindas, Elizabeth Cárdenas, Aida Carrillo, Petra Yáñez y muchos otros.

Falleció el 15 de agosto de 2017 en su casa y en su sueño, después de una enfermedad ya prolongada, a los 81 años de edad. Se retiró en 2005, por razones de salud. La foto que se incluye fue tomada durante la impartición de ultimo curso de Anatomía de Semillas, en julio del 2005, tema del que fue experto internacional.

Mark llegó a México en 1970 y al Colegio de Postgraduados por un invitación del Dr. Kohashi Shibata. Fue de las personas de carácter original que se adaptaron muy bien a la vida en México. Colaboró y ayudó a numerosas personas, en lo académico y en lo personal sin pensar en la recompensa. A mí me dio varios consejos muy acertados cuando recién llegué a la institución.

Una característica sobresaliente era su honestidad y manera de hablar en forma muy directa, pero cortés, independientemente de la persona de quien se tratara, o si llevaba consecuencias negativas para él. Siempre se negaba rotundamente a entrar en los diversos esquemas de “pago por productividad”, sea el SNI o de otros; los consideró una forma de corrupción.

Aparte de sus clases, Anatomía Vegetal, Morfología de Angiospermas y Anatomía de Semillas y la supervisión de estudiantes de tesis, tuvo publicaciones de gran impacto con su contribución sobre la estructura y desarrollo de semillas de plantas mexicanas, en especial de cactáceas. También participó como coordinador del Posgrado en Botánica en 1993-1996, y como miembro de la mesa directiva de la Sociedad Botánica de México en varias ocasiones.

Asistía con regularidad en los congresos y reuniones; en octubre de 2013 se le otorgó la Medalla al Mérito Botánico, por parte de la Sociedad Botánica de México en el XIX Congreso Mexicano de Botánica realizado en Tuxtla Gutiérrez Chiapas. Todavía me recuerdo bien de las discusiones entre él, Efraím Hernández X y otros en las (entonces) reuniones mensuales de la Sociedad Botánica.

La vida termina en algún momento y son bendecidos los que pueden decir que tuvieron una buena vida, compartida con la familia y la sociedad y productiva. Mark fue uno de ellos.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Tuve la fortuna de ser su alumno, guardo un buen recuerdo de él como persona y profesor. Valoro mi formación como anatomista bajo su dirección durante mis investigaciones de licenciatura, maestría y doctorado. Sus enseñanzas las mantengo presentes y considero las plasmo en mi ejercicio como docente de Anatomía Vegetal en la Universidad de Guadalajara, Jalisco. Me enorgullece haberlo conocido y también siento una gran responsabilidad de seguir su ejemplo, para continuar y enriquecer su legado en esta área del conocimiento botánico.

    ResponderEliminar