martes, 20 de noviembre de 2012

Los nueve círculos del infierno científico

Todos somos pecadores (científicos). Ahora tenemos una clasificación de nuestros pecados y sus castigos:

Los nueve círculos del infierno científico

El original se publicó en "Perspectives on Psychological Science", 2012, 7: 643; originalmente fue una contribución de blog. Fue inspirado por los nueve círculos del infierno de Dante (Limbo, Lujuria, Gula, Avaricia y Prodigalidad, Ira y Pereza, Herejía, Violencia, Fraude y Traición), y por xkcd.

Dado que el original está en inglés, me permito presentarles con una traducción libre al español (con el permiso del autor, Neuroskeptic). Vamos a ver:

I es el limbo: este no es realmente de castigo. Aquí se quedan los que no fueron pecadores activos, pero que se hicieron de la "vista gorda" como dicen en México, y los que animaron a los pecadores con premios y reconocimientos. Ellos se quedan en esta montaña solitaria para arrepentirse y observar el sufrimiento abajo.

II es el círculo de los exageradores, los que inflan la importancia de su trabajo para obtener fondos o mejorar la posición de sus artículos. Los pecadores quedan encerrados en una fosa llena de lodo apestoso, y cada pecador tiene a su disposición un solo peldaño de escalón, que dice: "Salida - científicos resuelven el problema del segundo círculo del infierno".

III es el círculo de los que adaptan su narración a los datos obtenidos. Los pecadores de este círculo tienen que esquivar todo el tiempo las flechas disparadas más o menos aleatoriamente por diablitos. Cada vez que una flecha pega, el diablito explica en detalle cómo estaba apuntando a este preciso punto desde un inicio.

IV es el círculo de los pescadores del p. Para esto hay que saber que p es el símbolo para una propiedad estadística, la que indica una probabilidad. Un resultado generalmente no se considera válido si la probabilidad de que sea realmente cierto se encuentra arriba de los 5%, o p=0.05. Pero, existe una amplia gama de métodos estadísticos que se pueden usar ... entonces los que prueban un y otro método para encontrar una que les de el p deseado son los pescadores de p. Su castigo consiste en remar en lanchas en un lago de aguas turbias, pescando su alimento. Desafortunadamente, tienen una selección enorme de herramientas para pescar, y solo un pez de 20 es comestible. Así que sufren constantemente de hambre.

V es el círculo de los administradores creativos de los valores atípicos. Son los que "limpian" sus datos de los resultados inconvenientes. Como castigo, diablitos les jalan los pelos uno por uno, explicando cada vez que el pecador está mejor sin este pelo, ya que algo tenía de malo.

VI es el círculo de los fusiladores. O sea, los que cometen plagio de textos o datos. Este círculo está vacío, porque al llegar un pecador, los diablitos los llevan a otro círculo y les someten al castigo de aquel. Después de tres años los cambian a otro círculo, y así indefinidamente.

VII es el círculo de los que tienen datos pero no los publican.  Estos pecadores son amarrados a sillas en llamas, frente a escritorios con máquinas de escribir descompuestas. Los pecadores se liberan solo si pueden escribir un artículo describiendo su sufrimiento. Cada escritorio tiene un cajón lleno de estos artículos, pero está cerrado con llave.

VIII abarca los que solo publican datos parciales. En cualquier momento, exactamente la mitad de los pecadores son perseguidos por diablitos que los pican y pinchan con lanzas. Los diablos seleccionan el grupo a cazar aleatoriamente después de asegurar que coincidan con la edad, el sexo, la altura y el peso. Vientos fuertes llenan el aire con artículos anunciando un nuevo programa para promover el ejercicio físico, sin mencionar los efectos secundarios.

 IX es el sitio de los defraudadores - los que inventan datos. Aquí, Satanás está encerrado en un sólido bloque de hielo junto con los peores pecadores de todos. Dentro del hielo, y frente a sus ojos, está un artículo que explica en forma muy convincente que el agua no puede congelar bajo las condiciones ambientales del infierno. Desafortunadamente, los datos se inventaron.

3 comentarios:

  1. Si esto es verdad, ellos se irían al noveno purgatorio, no cree?

    http://www.jornada.unam.mx/2012/11/20/politica/015n1pol?partner=rss

    ResponderEliminar
  2. Pues según el artículo, parece que no inventaron datos, pero sí los maquillaron - esto sería más bien el quinto - los "administradores creativos de los valores atípicos". :-)

    ResponderEliminar
  3. pues si les salió caro :(

    ResponderEliminar